martes, 11 de marzo de 2008

Café de Venezuela

Caficultores exigen sinceración de precios


Los caficultores y organizaciones cafetaleras de distintas regiones del país, presentaron al ministro de Agricultura y Tierras, Elías Jaua, con copia a los Ministerios del Poder Popular para la Alimentación e Industrias Ligeras y Comercio, la estructura de costos de producción de 1 quintal de café en diferentes tecnologías, a objeto de que dichos ministerios revisen a la brevedad posible y emitan su opinión, para presentarla al Presidente de la República.

En esta oportunidad los caficultores de los estados Mérida, Táchira, Trujillo, Portuguesa, Falcón, Monagas, Yaracuy y Lara hicieron referencia a la Gaceta Oficial No. 38337, Resoluciones del Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio No. 00119 y la No. 367 del Ministerio de Agricultura y Tierras, de fecha 16-12-2005, las cuales establecen en su Artículo 1: Se fija el precio de las diferentes calidades de café verde al productor, correspondiente a la cosecha 2005-2006, conforme a la siguiente tabla:

Precios del café

Café Verde Precio (Bs./QQ
Lavado Bueno "A" 288.000
Lavado Bueno "B" 282.000
Lavado Bueno "C" 269.000
Natural Bueno 256.000
Natural Corriente 250.000

Dichas resoluciones tuvieron vigencia para el año cafetalero que se inició el 1 de octubre del 2005 y culminó el 30 de septiembre del 2006. También se presentó un análisis de los incrementos en tres oportunidades de mano de obra, insumo insustituible en este rubro, debido a la recolección y beneficio manual del grano, fertilizantes, equipos, herramientas, entre otros.

Existen otro elemento convincente como es la unidad tributaria que el gobierno considera como una medida de valor que permite equiparar y actualizar a la realidad inflacionaria con fundamento en la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), y que ha sufrido variaciones ascendentes desde el 2005 al 2008 por el orden del 64% Vs. el precio de venta del café, que aún se mantiene por debajo del precio de costo.

Cabe destacar que la gran mayoría de los caficultores del país son pequeños productores entre 1 y 5 hectáreas de café con una producción promedio de 8 quintales por hectárea, con precios de trescientos bolívares fuertes, lo cual indica que su ingreso mensual, una vez deducidos los costos, están muy por debajo de un Salario Mínimo.

Oferta de café a la industria nacional

Existe preocupación en nuestras organizaciones económicas y caficultores en general, por la manera pasiva que la industria torrefactora está adquiriendo la cosecha actual, vemos con preocupación esta actitud, los caficultores no disponemos de capacidad de almacenamiento, como locales y financiamiento.

Han ofrecido el producto con ventas a plazos y a intereses por debajo de lo establecido por la banca comercial, sin embargo, la respuesta es lenta o casi nula. No entendemos con que intención la Industria habla de escasez en el mercado, pues existe suficiente oferta de café.

Esta situación ha generado una matriz de opinión manipulada y distinta a la realidad, lo que ha creado confusión en un sector del gobierno y consumidores. Actualmente hay en el sector productor unos 470.000 quintales de café, equivalente a 21.620.000 kilos, excedente a las necesidades de consumo nacional.

Alianzas estratégicas

Los caficultores creen conveniente contribuir con los consumidores ofreciéndoles un buen producto a mejor precio y para lograr esto proponen al Ministerio del Poder Popular para la Alimentación, a la Corporación Venezolana Agrícola, Café- Pdval, Café Venezuela y pequeñas torrefactoras, alianzas estratégicas para acortar la cadena de comercialización y colocar parte de nuestros excedentes en los mercados populares.

El café es el único rubro agrícola que cubre la demanda interna y genera excedentes por encima de 470.000 quintales de 46 kilos netos, cifra que se incrementará con los resultados del Plan Café.

Plan Café

Estiman que el Plan Café es una extraordinaria iniciativa del gobierno nacional, sólo que su aplicación no ha sido la más adecuada, muchos organismos presumen competencias, pero con escasas facultades, se han excluido la opinión de valiosas experiencias de organizaciones de caficultores.

Sugieren cambios en su implementación para evitar que se repitan y omitan acciones, así como recursos financieros, proponen una especie de comité de integración del Plan Café, a nivel estatal y municipal donde se incorporen todos los organismos responsables o ejecutores y así evitar duplicidad y extemporaneidad en las labores culturales del cultivo, aprovechando las condiciones y épocas de siembra.

Tienen conocimiento que existe la sala Situacional del Café, pero ésta fue creada para un fin específico y distinto.



http://www.elimpulso.com/