martes, 4 de marzo de 2008

Campeonato Mundial de Baristas y Cafés Finos

País irá a ‘Mundial de cafés’ con bebida a base de miel del grano

Torneo es importante para promocionar café fino en Europa


Manuel Dinarte competirá contra representantesde 49 países

Una bebida, que combina la miel que desprenden los granos del café con el jugo de mandarinas, representará al país en el Campeonato Mundial de Baristas y Cafés Finos, que se realizará en Copenhague, Dinamarca, del 19 al 22 de junio.

El encargado de prepararla será el barista Manuel Dinarte, experto en hacer infusiones frías y calientes con base en café y mezcla de otros sabores.

La creatividad de Dinarte competirá con 49 naciones más (productoras y no productoras) y se convertirá en la máxima promotora del café fino que se cosecha en Costa Rica.

En el mercado mundial, los precios de café fino se cotizan por encima del valor del producto tradicional.

El Mundial de Baristas es importante para estimular el consumo del café fino costarricense en el mercado europeo y asiático.

Países como Alemania y Japón consumen la variedad, pero en un bajo porcentaje.

Actualmente, el principal comprador del café fino es Estados Unidos, destino del 50% de la cosecha.

“Manuel utilizará los mejores cafés del país y, al hacerlo, promocionará su calidad”, dijo Mario Arroyo, gerente de promoción del Instituto del Café.

Arroyo se refiere al grano que sale de Tarrazú, Orosi, Tres Ríos, Turrialba, el Valle Central y la región Brunca.

Esas variedades estarán presentes en el evento, lo que también lo convierte en una vitrina para que empresas tostadoras valoren las calidades de la producción local.

“Tengo la meta de ser el campeón y lo más importante: poner a Costa Rica en un sitio de excelencia. Demostrar que aquí conocemos el café desde el grano hasta su más sofisticada preparación”, manifestó Dinarte.

El joven, de 29 años, venció el sábado pasado a otros cinco baristas en la competencia local que se efectuó en Terramall, La Unión.

Allí preparó, en 15 minutos, cuatro capuchinos, cuatro “expresos” y cuatro bebidas de café con un toque particular.

Esas debían complacer los gustos de dos jueces técnicos en sabor y preparación y la exigencia de un supervisor de la organización del Campeonato Mundial.



http://www.nacion.com/ln_ee/2008/marzo/04/economia1448520.html