miércoles, 16 de abril de 2008

Café de Haití

Denuncian contrabando de café haitiano por la frontera mueve más de US$ 20 millones al año

SANTO DOMINGO. 16 DE ABRIL DE 2008.- El contrabando de café haitiano por la frontera dominico-haitiana mueve anualmente más de 20 millones de dólares. En tanto que las cifras de la distribución local y la re-exportación del “café natural” vendido a los dominicanos, transformado en “café verde” para los compradores puertorriqueños, quienes a su vez lo colocan en el mercado internacional, se estiman superiores, reveló una fuente de Espacio Insular.

Este movimiento comercial transfronterizo involucra a importadores/exportadores dominicanos e intermediarios haitianos que se benefician del negocio ilícito, situación que ha estado perjudicando por años a los productores haitianos y a la misma competitividad del café haitiano en los mercados internacionales, expresó la fuente consultada por Espacio Insular.

Tomando como base informativa la denuncia implicita en el informe dado ha conocer por la cooperativa COOPCAB, publicado en Puerto Príncipe por la agencia hermana Alter Presse, Espacinsular verificó que este negocio ilegal deja beneficios por encima de los 20 millones de dólares.

La cooperativa haitiana precisa que esa situación se originó con el embargo económico decretado por la ONU en contra del régimen militar golpista haitiano entre los años 1992-1994, lo cual cerró las exportaciones haitianas, a la vez que dio inicio a las operaciones informales de compra del café haitiano por especuladores dominicanos.

La mitad de la producción cafetalera haitiana que representa en la actualidad alrededor del 20% de los productos de exportación, cruza ilegalmente la frontera hacia la República Dominicana, donde es usada para el consumo local y la re-exportación bajo un "label" o marca dominicana.

En la cúpula de la estructura de distribución del café haitiano, después de 3 haitianos hay un importador/exportador dominicano. Se estima en más de 25% el margen de beneficios de una red de unos 20 especuladores dominicanos que lleva a cabo operaciones ilegales directamente en territorio haitiano, usando principalmente el punto fronterizo de Belladeres/Elías Piña.

Los especuladores dominicanos se apoyan sobre sus contactos haitianos esparcidos en las zonas de producción cafetalera entre otros en Thiotte, Fond Jean-Noa, Macará, Grande Anse. Según la Cooperativa de los Sembradores de Belle-Anse (siglas en francés COOPCAB), la influencia dominicana es tan fuerte que el presidente de una compañía local no identificado por el informe dijo: “Yo decido del precio de venta del café en Haití”.

Desde el ano 2005, los productores haitianos han contado con un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para mejorar la calidad y elevar los niveles de producción que se sitúan a 250,000 sacos para el último ejercicio fiscal. Por su lado, la Federación Luterana Mundial, Action Aid y la ONG CROSE han financiado campañas de mercadeo a nivel internacional para un producto que es considerado como un “café gourmet”.

El café haitiano se vende en Japón, Inglaterra, Estados Unidos, Canadá, Francia e Italia.

El precio actual es de US$ 4 la libra en el mercado internacional. Sin embargo, los responsables de la COOPCAB, consideran que el contrabando fronterizo además de reducir las ganancias de los productores haitianos, constituye una importante limitación a la masiva colocación del producto a nivel internacional al ser presentado como producto dominicano o puertorriqueño.



http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=99059