viernes, 18 de abril de 2008

Taza de Excelencia - Nicaragua 2008

Catadores extranjeros en cafetal jinotegano

Ciudadanos neozelandeses, europeos, canadienses, japoneses y estadounidenses, que llegaron a esta ciudad como jurados y catadores de la séptima edición del certamen cafetalero Taza de la Excelencia, visitaron la hacienda El Palacio, con 114 años de existencia y una de las pioneras de la caficultura, en el departamento de Jinotega.

Los 25 integrantes del jurado internacional conocieron los cafetales a 1,350 metros de altura sobre el nivel del mar, disfrutaron de la lluvia y una temperatura de 14 grados centígrados.

El Palacio es una finca con 1,000 manzanas, de las cuales 255 son de bosque virgen de nebliselva, donde llueve casi todo el año y hay una exuberante flora y fauna.

CATADOR EMOCIONADO

“Yo sólo conocía el café en la taza y fotografías. Hoy que fuimos a los plantíos de café constaté el aroma floral. Los plantíos están bien florecidos y olía a perfume”, comentó Jared Rennie, de Estados Unidos.

“Es la primera vez que tengo la oportunidad en mi vida de visitar un plantío de café”, añadió con entusiasmo.

“El café de Nicaragua es uno de mis favoritos. Es mi primera experiencia como catador y elegí el café de Nicaragua porque es el café que más me gusta, por su balance, cuerpo, acidez, su aroma y lo cremoso que es”, explicó el juez estadounidense.

VOTA POR EL EXPRESO

El neozelandés Frazzer Lowell tiene tres años de ser catador en Inglaterra, Costa Rica y en su país. Él ve futuro en el café expreso. En lo que ha catado ha saboreado dos o tres cafés muy buenos, pero “estoy esperando aún un café súper especial, algo espectacular”, afirmó.

Insiste en que el café expreso hay que introducirlo en Nueva Zelanda, porque allá tiene mucho futuro.

El café preferido de Lowell es el que combina acidez, dulzura, cremosidad y aroma frutal de forma balanceada.

La norteamericana Sara Warren dijo que los cafés de Nicaragua son buenos y permiten escoger entre una variedad. Ella espera que varios de los cafés que ha catado esta vez en Jinotega, obtengan premios.

El ruso Alexander Tsibaev, con cinco años de ser catador y por primera vez en Nicaragua, declaró que las muestras catadas aquí le parecen “interesantes”.



http://www.laprensa.com.ni/archivo/2008/abril/18/noticias/economia/254519.shtml