martes, 20 de mayo de 2008

Café de Colombia

Caldas, clave en producción de café para europeos

El mayor potencial de caficultores para producir el café exigido por la firma Nespresso lo conforman 7 mil 636 campesinos de Riosucio, Suia, Marmato, Aguadas, Pácora y Aranzazu.

Caldas está adquiriendo un papel clave en la producción de cafés especiales dirigidos al mercado europeo. Así lo muestran los datos mostrados ayer en el inicio del Primer Encuentro del Clúster Expocafé Nespresso, que se realiza en el Recinto del Pensamiento Jaime Restrepo Mejía, y que termina hoy.

Este clúster desarrolla un programa de suministro para Nespresso, a través del exportador privado Expocafé, que se concentra en Caldas y Antioquia.

Solo en Caldas están 7 mil 636 caficultores del potencial identificado para obtener el grano con el sabor exigido por la firma Nespresso, de la compañía europea Nestlé. Los productores se encuentran en Riosucio, Supía, Marmato, Aguadas, Pácora y Aranzazu, donde se han identificado unas tierras privilegiadas capaces de producir las trazas que solicita la firma internacional.

En Jardín (Antioquia), el otro municipio protagonista en este programa denominado AAA (Triple A), están cerca de mil caficultores más con potencial para sumarse al proceso.

Juan Carlos Ardila, Director Ejecutivo de Cafexport y líder del Clúster Expocafé Nespresso, manifestó que este proceso está marcando una nueva etapa en la caficultura, en la que se busca que la calidad del grano vaya más allá de la producción. En la actualidad el programa Triple A es el más importante en el país en la producción de café especial.

“La política de calidad como la hemos manejado es calidad en el cultivo y del grano, pero ya estamos empezando a hablar de sabor. Es otra caficultura, es pensar en el consumidor final, no en solo venderle grano a las cooperativas, sino en producir un sabor a un consumidor europeo”, destacó.

El proceso lleva cuatro años de desarrollo en Caldas y uno en Antioquia.


Calidad y sostenibilidad

Este programa también es uno de los líderes de café sostenible en el mundo.

Ardila explicó que la firma Nespresso no solo exige unas características de sabor, sino también “unos estándares mínimos sociales, económicos y ambientales”, por lo que las inversiones se dirigen tanto a la calidad de la producción, como a la calidad de vida de los caficultores, que en su mayoría son minifundistas.

Julia Inés Ocampo Dávila, Directora del Proyecto Triple A con Nespresso, señaló que en Caldas del potencial que se tiene, 3 mil 500 productores ya están dentro del programa, más otros 500 de Jardín (Antioquia).

Los campesinos no solo reciben un estímulo en precio, cuando lo venden a las cooperativas de caficultores, sino que además se ven favorecidos con la capacitación y el acompañamiento que se ofrece mediante convenios con cerca de 10 entidades como comités de cafeteros, Fundación Natura, Technoserve, Rainforest Alliance y otras ONG internacionales.

Precisamente, en el encuentro que termina hoy en el Recinto del Pensamiento se firmarán nuevos acuerdos por los que solo en el caso de Caldas se contará este año con una inversión de unos 250 mil dólares, en busca de que cada vez más caficultores cumplan con los requisitos de calidad y sostenibilidad exigidos dentro del programa.

En la actualidad un 9% de los campesinos dentro del proceso cumple con las exigencias mínimas, pero se aspira a que en el 2008 esa cifra aumente al 35%.


Receptividad en los caficultores

Miembros de las entidades con las que se busca aumentar la producción de café para la firma Nespresso expresaron su visión sobre la actitud de los caficultores para medírsele a este programa, promovido en el país por la exportadora Expocafé:


Luis Alberto Soto, Gerente de la Cooperativa de Caficultores del Norte de Caldas

Es una nueva cultura de un programa de cafés especiales que está incipiente en nuestra zona. Pero sí hemos tenido buena receptividad, y sobre todo cuando hay el estímulo de mejores precios la gente se anima. Aunque a veces tenemos problemas por las exigencias, pero es apenas natural; si hay unos mejores precios no puede ser un café cualquiera.


César Díaz, Gerente de las cooperativas de Caficultores del Alto Occidente de Caldas (Riosucio) y de Aguadas.

Hemos encontrado una actitud positiva en el caficultor, porque ha habido unas diferenciaciones en precios. Ellos cumplen unos requisitos exigidos por el cliente y reciben un estímulo en el precio por el comprador. Eso los estimula para implementar las medidas que se exigen.


Jairo Augusto López, ingeniero forestal de la Fundación Ecológica Cafetera.

Los caficultores son muy receptivos en cuanto a premios por calidad. Requieren también que se les hagan diferentes capacitaciones para mejorar la calidad desde la cosecha, el beneficio y el secado. En estas tres fases se debe capacitar bien a los caficultores para que accedan al sobreprecio y puedan tener una venta constante a la cooperativa.


http://www.lapatria.com/Noticias/ver_noticia.aspx?CODNOT=38834&CODSEC=7