viernes, 30 de mayo de 2008

Café de Colombia

El invierno reducirá la cosecha cafetera de Colombia

La producción cafetera de Colombia, que el año pasado alcanzó los niveles más altos de los últimos diez años; con 12,6 millones de sacos, podría caer considerablemente en el 2008 como consecuencia del invierno.

En algunas regiones, como en el departamento del Quindío, la disminución para el segundo semestre fue estimada en un 35 por ciento.

Se teme que la intensidad de las lluvias retrase la floración de los cultivos. En varias fincas de ladera, por saturación de las aguas se presentó el deslizamiento de plantaciones. Y se agrega a lo anterior, el bloqueo de vías por los derrumbes.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Gabriel Silva Luján dijo que el invierno está causando estragos muy severos en esta actividad que obligó al gremio a declararse en alerta amarilla.

“Si este invierno mantiene la intensidad actual, tendría efectos sobre el volumen de producción del segundo semestre", previno el dirigente gremial.

A pesar del programa de renovación de cultivos, las autoridades cafeteras de Colombia tenían proyectada para este año una producción superior a la del 2007.

El gerente de la Federación de Cafeteros calificó la situación de extremadamente delicada en la parte social y anunció que las bodegas de Almacafé serán habilitadas para que sirvan de albergue a las familias cafeteras ubicadas en las zonas afectadas por el invierno.

Cerca de 500 mil familias colombianas, unas dos millones de personas, dependen de la actividad cafetera que genera 631 mil empleos.



http://www.caracol.com.co/nota.aspx?id=605035