jueves, 22 de mayo de 2008

Café de Guatemala

Demandan a directivos de Anacafé por racismo

Las discrepancias entre los pequeños productores y directivos de la Asociación Nacional del Café (Anacafé) se trasladaron ayer a la torre de tribunales, donde los primeros demandaron por discriminación y competencia desleal al presidente Christian Rasch y al gerente Rodolfo González.

La acción legal fue presentada por el abogado José Toledo, en la unidad de Gestión Penal del Organismo Judicial.

Toledo representa a pequeños productores café.

En la entrega de la demanda estuvo presente Rubén Pacay, quien dijo representar a 30 mil productores, que se agrupan en Federación de Cooperativas Agrícolas de Producción de Café de Guatemala (Fedecocagua),

“Se busca una sanción penal, pero que sea reparadora y que fija un precedente contra los señores Rasch y González”, aseveró Toledo.

Agregó que la discriminación fue cometida por los directivos, debido a las medidas que han impulsado contra ese sector.

Destitución

Pacay expuso que la discriminación de los directivos de Anacafé se evidenció cuando él fue separado de la oficina de pequeños productores que funciona en esa entidad.

Explicó que Rasch y González no comparten que los pequeños productores tengan las mismas oportunidades que los grandes caficultores, para exportar.

“Nos sentimos discriminados porque los criterios y políticas son excluyentes, pues “están dirigidas a la producción de ellos y tratan de bloquearnos en nuestras exportaciones, que efectuamos de manera directa”, afirmó.

Para Fedecocagua, lo que pretende la cúpula empresarial es que los productores le vendan su producto para que Anacafé sea la única exportadora.

Pacay expuso que en el 2004 se logró crear la oficina para que los pequeños productores conozcan los requisitos que exige el mercado internacional respecto de la calidad del café.

Sin embargo, Pacay aseveró que cuando asumió la presidencia, Rasch pretendió cerrar esa oficina y, como no lo logró, optó por destituirlo.

Añadió: “Me removieron del puesto, para que no exista un vínculo directo con los productores a efecto de que no conozcan cómo mejorar su producto”.

Agregó que en su lugar nombraron a una persona de confianza de Rasch, para atender los programas de acuerdo con los intereses de la cúpula cafetalera.

Pacay expresó que, cada año, los pequeños productores exportan 200 mil sacos de 69 kilos a EE. UU., Europa y Japón, y que en divisas generan US$40 millones anuales.

Esa querella se enviará a un juzgado de Instancia Penal y si da trámite, deberá remitirla al Ministerio Público para que inicie la persecución penal contra los dos directivos de Anacafé.



http://www.prensalibre.com/pl/2008/mayo/22/239665.html