jueves, 22 de mayo de 2008

Café de Panamá

Panamá subastó sus cafés especiales

Los productores lograron vender el aromático a precios arriba de $40 la libra

La Asociación de Cafés Especiales de Panamá cerró con éxito su subasta anual conjunta por internet con precios por encima de los $40 la libra, y anunció la venta hoy, por el mismo medio, de la producción total de la hacienda La Esmeralda, que en 2007 vendió su grano a $130 la libra.

La Esmeralda, con casi 15 años de producción de café de altura en la provincia de Chiriquí, la más septentrional de Panamá, ha roto todos los registros de venta en las anteriores subastas por internet. Este año opta, por primera vez, por una puja individual.

El presidente de la asociación panameña, Carlos Aguilera, explicó que en cuatro horas de subasta, entre las 8:30 y las 12:30 de la mañana del martes, hora local, se vendió la oferta completa de las 19 muestras de aromático especial seleccionado.

A los 30 compradores interesados, debidamente identificados y registrados, se les hizo llegar, con anterioridad a la puja, además de la calificación internacional de las muestras, un paquete por correo con 250 gramos de grano verde para su cata.

El precio de venta promedio fue de $8.91 la libra, $1.91 más que el promedio alcanzado el año pasado, que fue de $7.

La Carleida café granja La Esperanza obtuvo el mejor precio de la subasta Best of Panama 2008 por su café tipo geisha, que pagó 49th Parallel Coffee Roaster a $47 la libra.

La compañía estadounidense compró 250 libras de café por $11,750.

El segundo mejor precio fue el de La Valentina, también geisha, vendido a $22 la libra a la empresa japonesa Wataru for Gabee Yang y la tercera mejor cotización fue la de la finca Panacoffe, que vendió a $21 la libra.

Todos los cafés especiales panameños superaron el precio base de puja, establecido en $5 la libra.

En la subasta participaron por primera vez dos fincas regentadas por cooperativas de indígenas autóctonos de la región cafetalera del país, tradicional mano de obra en las fincas de explotación del grano.

El producto vendido está envasado al vacío en bolsas de 50 libras cada una y llevan registro preciso de fecha de cosecha.

Según Carlos Aguilera, la modalidad geisha se ha consolidado como la favorita en las subastas de café especial panameño y, por su suavidad y exótico sabor, es el más apreciado por en el mercado internacional.

El geisha, originario de Etiopía, de cuyo pueblo original toma el nombre, necesita alturas sobre los 1,500 metros, como las de Boquete, la más exclusiva región cafetalera del país, en la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica, con laderas de clima suave y alturas entre los 1,200 y los 1,800 metros por encima del mar, añadió.

La producción internacional del geisha, que tiene un sabor similar en boca al té y aroma de jazmín, es muy limitada, lo que la hace más apreciada.

La producción de La Esmeralda, que se pone hoy a la venta, es de 600 sacos de 50 libras.


http://www.laprensagrafica.com/economia/1064077.asp