viernes, 23 de mayo de 2008

Café de Nicaragua

Caficultura deja más de US$230 millones

Las exportaciones de café nicaragüense aumentaron 28 por ciento en el último ciclo

Pero, el optimismo de productores para el próximo, decae por el alza en los costos de producción

La cosecha cafetalera recién concluida dejó a Nicaragua más de 230 millones de dólares, informó Walter Navas, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Café (Conacafé).

Éste es el resultado de la exportación de un millón 850 mil quintales de café de primera calidad.

Los volúmenes exportados en el último ciclo (2007-2008) mostraron un aumento del 28 por ciento, con relación al ciclo anterior, cuando se exportaron un millón 300 mil quintales de café, indicó Navas.

En esa ocasión el país obtuvo 170 millones de dólares de ingresos.

Ahora los ingresos fueron favorecidos por el incremento en los precios internacionales del grano, que este año se han mantenido arriba de 130 dólares por quintal, con un repunte inicial de hasta 160 dólares.

COSTOS EN ASCENSO

Sin embargo, los productores de café enfrentan un nuevo problema porque, paralelo al incremento de precios del grano, también se han disparado los costos de producción, explicó Amílcar Navarro, presidente de la Unión Nicaragüense de Cafetaleros (Unicafe).

“Los insumos están carísimos, igual los fertilizantes, todo se disparó al cien por ciento; esto unido a los problemas de los caminos que no se repararon a tiempo, los costos de producción se elevaron considerablemente”, destacó Navarro.

Aldo Rappaccioli, representante de los cafetaleros del Pacífico Sur, explicó que aunque la cosecha en esta región fue muy buena, existe preocupación por el incremento en los costos de producción.

Los costos se incrementan en el Pacífico por el robo de café en las fincas, por lo que los productores tienen que pagar vigilancia privada, aún cuando la Policía y el Ejército desarrollaron un plan de vigilancia de la cosecha cafetalera, explicó Antonio Jarquín, representante de los cafetaleros de Managua.

Amílcar Navarro instó al Gobierno para que apoye al sector, ya que incluso el incremento de los insumos es el resultado de la especulación de las casas comerciales “que compraron los productos desde hace uno o dos años y los tienen embodegados”, expresó.

Otra de las preocupaciones del sector es la falta de habilitación para el nuevo ciclo productivo del café, porque con las primeras lluvias empieza, afirmó Walter Navas.

Otros problemas recurrentes son los malos caminos, que afectan tanto como los altos costos productivos, explicó el presidente de Unicafe.



http://www.laprensa.com.ni/archivo/2008/mayo/23/noticias/economia/261262.shtml