jueves, 5 de junio de 2008

Café de Ecuador

Jama vuelve al cultivo de café con 300 hectáreas


Un grupo de productores decidió retomar esta actividad que fue abandonada hace años

Los 300 agricultores del cantón Jama, en Manabí, que decidieron retomar el cultivo de café ahora están disfrutando de su inversión y recorriendo a diario sus hectáreas que ya tienen abundantes pepas.

Un total de 300 hectáreas han sido rehabilitadas, asegura Cecilio Mendoza, presidente de la Asociación de Caficultores Sol de Oro, quien habita en Jama, ciudad que años atrás se caracterizaba por la producción de café.

Mendoza explica que los productores abandonaron de a poco esta actividad por la falta de apoyo gubernamental y comenzaron a criar ganado o a sembrar otros productos como maracuyá y pasto.

Sin embargo, optaron por volver a la producción tradicional, aunque recuerda que la recuperación cafetalera del cantón no fue fácil porque los 300 afiliados del gremio tuvieron que financiar el proyecto con recursos propios o con préstamos que consiguieron.

Además, el primer cultivo, en el 2006, se perdió porque no se contaba con capacitación, con lo cual los caficultores perdieron su inversión inicial, pero continuaron con la iniciativa.

Esta vez lo hicieron con el apoyo del Consejo Cafetalero Nacional (Cofenac) y el Municipio de Jama, organismos que firmaron un convenio de cooperación interinstitucional para establecer un sistema sostenible de producción de café, por medio del fortalecimiento organizacional de los agricultores de la zona.

El Cofenac otorga capacitación técnica y semillas para los viveros, mientras el municipio entrega un aporte económico no reembolsable, utensilios agrícolas y, de manera compartida, fertilizantes.

El director ejecutivo del ente cafetero, Juan Alberto Vera, manifiesta que actualmente el agricultor tiene que participar con su tiempo y su trabajo en los cafetales.

Aunque Mendoza resalta que ellos también invierten en sus cafetales, pues el costo promedio por cada hectárea es de 2.000 dólares. “Es una inversión importante porque somos pequeños productores con menos de una hectárea o con una o dos hectáreas y son pocos los que tienen bastantes tierras”, dice.

“Lo que tratamos de hacer es que Jama vuelva a ser productora de café, porque en su momento tuvo una excelente producción del grano, pero lastimosamente varios agricultores tumbaron cafetales”, comenta Vera.

En el 2007, los productores lograron su primera producción y vendieron en dos partes más 300 quintales a una empresa en Guayaquil, a 95 dólares la primera entrega y la segunda a 112 dólares. Para el 2008 la Asociación espera producir más de 1.000 quintales en la cosecha que está prevista para julio.

Pero la expectativa para los próximos años es mayor porque en las 300 hectáreas hay plantas sembradas este año y aún no producen, mientras que otras apenas tienen un año cuando el potencial productivo comienza a los 2 años.

Además se pretende captar a 100 socios más con la finalidad de incrementar la producción y ofrecer mayor volumen de quintales a las empresas.

Paralelamente el proyecto tiene un fin ambiental porque se han reforestado zonas. “Lo importante del café es que aparte de ser una actividad lucrativa sirve para conservar el medio ambiente, la flora y la fauna de la zona”, afirma Mendoza.



http://www.eltelegrafo.com.ec/economiasolidaria/noticia/archive/economiasolidaria/2008/06/05/Jama-vuelve-al-cultivo-de-caf_E900_-con-300-hect_E100_reas.aspx