miércoles, 4 de junio de 2008

Café de México

El café sube como espuma

VERACRUZ, Ver.— La carestía y la especulación en los precios de los productos de la canasta básica ya se reflejan en los costos de las bebidas en los establecimientos comerciales, restaurantes y cafeterías.

“Este café me supo más amargo que el que me tomé la semana pasada, me costó dos pesos más caro”, fue la expresión de un cliente que salía de un populoso café del centro histórico de Veracruz.

Según Manuel Enríquez, hasta hace unos días saborear una buena taza de café le costaba 14 pesos; sin embargo, de manera sorpresiva su precio subió a 16 pesos.

“No me queda de otra, al paso que vamos a mi bolsillo le tendrá que gustar el café de Sanborns, que con 12 pesos te tomas las tazas que quieres, aunque a mi paladar le disguste y diga lo contrario”.

Los meseros de café se quejan de los aumentos en los precios de las cartas.

“La situación está cada vez más dura, y esto lo observamos porque cada vez es menor la propina que dejan los clientes. Si el café vale 18 pesos, te dejan los dos pesos restantes de un billete de 20 con el que pagan, nada más”, se quejó Mario, mesero de La Parroquia.

Pero los aumentos de costos en bebidas y alimentos se generan en su mayoría en los establecimientos pequeños. En La Parroquia, al igual que el Gran Café del Portal, los de mayor tradición y arraigo de la ciudad, un lechero grande cuesta 20 pesos, mientras que en la cadena Café Bola de Oro —centro histórico— vale un peso más.

Venta en grano

También la escalada de precios se reporta en la venta por kilogramo en grano molido.

Según la gerencia del Café Bola de Oro, en los últimos dos meses el kilogramo de café molido, el de mayor demanda, ha aumentado en más de 25%.

A partir de marzo, el kilo de café gourmet subió de 116 pesos a 148 pesos el kilogramo; el extrafino de 100 pesos a 166 el kilo.


http://estadis.eluniversal.com.mx/estados/68652.html