jueves, 31 de julio de 2008

Franquicia de Colombia

Juan Valdez derrota a Café Don Pedro en Sala Penal del Consejo de Estado

Una ponencia del magistrado Ramiro Saavedra fue tumbada por 16 votos en contra y cinco a favor. Al parecer, acogía en todos sus puntos la demanda liderada por el empresario Pedro De Narváez.

El propietario de Café Don Pedro protesta contra el uso y administración de la marca Juan Valdez por parte de Procafecol, la empresa creada por la Federación de Cafeteros para ese fin.

De Narváez ha venido alegando en diferentes escenarios judiciales que es arbitrario que se le haya entregado la exclusividad en el manejo de la marca a una sola empresa, más aún cuando fue él uno de los supuestos pioneros de la idea de comercializar a Juan Valdez.
Y aunque ningún vocero autorizado del Consejo de Estado se pronunció sobre el sentido de la decisión, fuentes de la Federación de Cafeteros aseguran que el tribunal contencioso desestimó los argumentos del demandante y terminó apoyando la tesis de la Federación.
Lo único que queda pendiente es que el magistrado Mauricio Torres redacte y presente a la corporación una nueva ponencia que recoja la decisión de la mayoría de la Sala Plena para cerrar formalmente el caso.

La historia de la disputa
Esta controversia jurídica se inició en el 2002 cuando llegó Gabriel Silva a la Gerencia General de la Federación Nacional de Cafeteros y dio inicio a la estrategia más agresiva del sector para incursionar en el negocio de los cafés especiales, de la comercialización y del valor agregado.
Según la Federación, en ese momento el empresario De Narváez aprovechó una reunión de Silva con Miguel Santamaría -entonces embajador en Rusia- y expresó su interés de buscar alguna forma de asociación para servirse de su experiencia en la operación de las tiendas de café colombiano en el exterior.A finales de ese año, se abrió la primera tienda Juan Valdez, y De Narváez se considera como uno de los primeros afectados.
Dentro del proyecto piloto de la Federación para el montaje de estos puntos se acordó desarrollar negocios dentro del país que permitieran hacer ajustes antes de empezar a establecerse en el exterior. Y el proyecto arrancó con el Aeropuerto Internacional Eldorado.
Los cafeteros eliminaron la sala VIP que funcionó para la Federación por varios años y en diciembre del 2002 se inauguró la primera tienda.
Según De Narváez, las condiciones en que el aeropuerto le permitió a la Federación montar la tienda y tomar parte de la sala de espera para la atención al público no fue la correcta y desde ahí se desencadenaron las demandas del empresario.
En el camino de la fase piloto de las tiendas, la Federación anunció la creación de la empresa Procafecol, Productora de Café Colombiano, como la empresa que desarrolle las tiendas Juan Valdez.
De Narváez sostuvo que la marca Juan Valdez es propiedad del Fondo Nacional del Café, una cuenta especial que el Gobierno, a través de un contrato, le entrega a la Federación Nacional de Cafeteros, para su administración.
En esa medida, el empresario cuestionaba la necesidad de haber creado a Procafecol, una empresa privada a la que se le traslada la responsabilidad de explotar ese bien del Fondo Nacional del Café, de origen público. El caso pasó por la Procuraduría y por la Fiscalía.
Siguió una acción popular y, finalmente, llegó al Consejo de Estado, que tiene la palabra para cerrarlo finalmente.



http://www.portafolio.com.co/economia/justicia/2008-07-31/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_PORTA-4418917.html