viernes, 25 de julio de 2008

Torrefactores

Otra forma de tomar café

Dos jóvenes emprendedores consiguieron los permisos para encargarse de la venta, distribución y concepto que caracteriza al café premium Segafredo Zanetti Espressso

Con el sueño de traer a México una de las firmas más importantes de Europa, dos jóvenes empresarios viajaron a Italia y tras seis meses de negociaciones, consiguieron los permisos para encargarse de la venta, distribución y concepto que caracteriza al café premium Segafredo Zanetti Espressso.

Hace seis años, Daniel Boroboy y Gustavo Ortiz decidieron importar la marca y aunque no era conocida en el país, emprendieron la aventura para iniciar una historia que ha ganado adeptos entre los amantes del aromático.

"Iniciamos en Playa del Carmen porque sabíamos que llegaba mucho italiano a ese destino y a la par, los mexicanos lo fueron conociendo hasta que hoy contamos con varios café-restaurante-bar con ambiente mediterráneo, que es el concepto original", comentó en entrevista Boroboy.

La inversión inicial fue de 230 mil dólares que se recuperó en 18 meses mientras que la más reciente, ubicada en Santa Fe, llegó a los 400 mil dólares por el tamaño y la cocina que se utiliza.

En la actualidad la marca cuenta con 9 sucursales en el interior de la República, una en Playa del Carmen, 2 en Cancún, 3 en Mérida y 3 en el Distrito Federal y se proyecta que en 5 años los establecimientos lleguen a 22 en la capital mexicana.

"En mes y medio abriremos cuatro nuevas unidades además de un comisariato que es centro de distribución con cocinas y almacenes fríos; ahí haremos las salsas, pastas, aderezos, pan dulce".

Los nuevos bares-restaurantes que se inaugurará en un mes se ubican en Polanco, Zona Rosa, la Torre del Caballito y la Torre de Mexicana.

"Oscar" será el nombre de la sucursal que se ubicará en el pasaje de Polanco, con un concepto europeo; algo de comida francesa e italiana".

Precisó que la inversión también será de 400 mil dólares y con ello se logrará una mayor presencia de la firma y su presencia en el Distrito Federal.

El empresario mencionó que la compañía emplea a más de 60 personas y en dos meses aumentarán a 140.

En cuanto al mobiliario, detalló que llegan al país embarques completos desde Italia, es decir, vajillas, máquinas, cristalería y loza entre otras cosas; hace 3 meses se importaron 100 mil euros de café.

"Por fortuna no somos tan comerciales, somos una marca más exclusiva, lo que permite controlar la capacitación del personal, ajustar molinos y máquinas para cumplir con los requerimientos que estipula la firma desde el viejo continente", añadió.

Segafredo se enfoca a un mercado medio, medio-alto. Tienen una concurrencia cercana a las 2 mil personas por día, con lo que el inreso por cada comensal es de 125 pesos y se espera duplicar la cifra con las próximas aperturas.

De igual forma, no descartan la posibilidad de franquiciar a partir del próximo año.

En los 110 países donde Segafredo Zanetti está presente, se venden 50 millones de tazas al día convirtiéndose en el mayor vendedor de café; el año pasado la compañía cerró con 175 mil toneladas de café.

La materia prima se empacado y distribuido por la marca en Italia, pues cuenta con sus propios plantíos en Brasil que incluyen10 millones de árboles y controlan el proceso del café en sus plantas ubicadas en su sede además de Austria, Brasil, Finlandia, Francia, Polonia, y Holanda.


http://www.eluniversal.com.mx/articulos/48156.html