jueves, 4 de septiembre de 2008

Café de Colombia

Cultivadores celebran que se le ponga piso al café

Para el Presidente del Comité Departamental de Cafeteros hay que incentivar las compras a futuro. El Miembro Principal por Caldas sostiene que la nueva política muestra la madurez del sector.

“La medida de garantizarle un precio mínimo a las próximas cosechas o por lo menos parte de ellas, es muy positiva, aunque llega justo cuando no hay café”. Con estas dudas recibió Horacio Montoya, caficultor de la vereda El Naranjo, los recientes anuncios que hizo el Gobierno Nacional y la Federación Nacional de Cafeteros frente al acuerdo 2008-2011.

Se refiere en concreto a la decisión de fijar un precio mínimo de 47 mil 400 pesos por arroba de café, cuando el precio interno caiga por debajo de ese valor. Eso se aplicaría para el 50% de la producción anual.

Wilmar Morales Sánchez, de la vereda Morritos en Filadelfia, celebró la medida, aunque se enfrenta en este momento a una baja producción y enfermedades como el Mal rosado.

Mientras tanto Gonzalo Díaz, caficultor de Herveo Tolima, aún se pregunta cómo controlarán el valor de los fertilizantes, pues con ese precio mínimo solo se recuperarán los costos de producción.

En medio de este panorama, varios productores de Caldas y en general del país comenzaron ayer a hablar de las nuevas medidas para mitigar los problemas del sector en los próximos tres años.

De parte y parte

Entre los primeros en aplaudir la medida fue el Presidente de la Asociación de Exportadores Privados de café (Asoexport), Jorge Lozano Mancera, quien sostuvo que aunque no conoce en detalle las decisiones, se trata de una política constructiva y bien estudiada.

“Es muy loable su compromiso de meterse la mano al dril para ayudar a esta actividad, que si bien no representa lo que fue hace unos años, continúa siendo el cultivo más importante del país”.

En palabras del Miembro Principal por Caldas del Comité Nacional de Cafeteros, Mario Gómez Estrada, las nuevas decisiones son un buen experimento que mirarán los organismos internacionales como ejemplo mundial.

“Solo el precio de sustentación, evidencia la madurez del gremio y la comprensión del Gobierno para fijar un valor equivalente a los costos de producción promedio durante los próximo tres años”.

Aunque asegura que este mecanismo es mejor aplicarlo que decirlo, asegura que es como comprar un seguro de un carro, que así no se choque, el día que tenga un accidente podrá recuperarlo, por lo menos los costos de producción.

“Habrá quién diga que ya para qué, si hoy el café está a 540 mil pesos, sin embargo hay que recordarles que hace por lo menos un mes estaba en 410 mil pesos por carga, 60 mil pesos por debajo del costo de producción. Vivimos en un mundo globalizado y por eso mismo con unas variables económicas en permanente volatilidad”.

El incremento en los fertilizantes es otro dolor de cabeza, pero consideró que un tema que atañe a toda la caficultura, por lo que de seguir esas alzas llegará el momento en que el Estado tendrá que ayudar a toda la agricultura vía subsidios.

Responsabilidad del cafetero

El Presidente del Comité Departamental de Cafeteros de Caldas, Marcelo Salazar Velásquez, resaltó el compromiso del Gobierno para seguir revisando el precio una o dos veces al año.

En su concepto el cafetero también tendrá que adoptar nuevas fórmulas para vender su grano. Además de la medida de sustentación, las nuevas disposiciones deben apuntar a fortalecer las ventas a futuro, de tal forma que el cultivador fije mejores precios desde ahora.

Los datos indican que hoy Caldas produce unos 104,3 millones de kilos (8 millones 347 mil arrobas de café). De ellos por lo menos unos 12 millones de kilos se están vendiendo a futuro, por lo que en su concepto la tarea será ampliar esa cobertura y de paso la cultura del sector.

En cifras

* $1,4 billones de pesos, inversión de los próximos cuatro años en el sector cafetero.


* 900 mil millones de pesos, el aporte del Gobierno Nacional.


* 300 mil hectáreas, el plan de renovación cafetera, con el cual se busca que en 2014 Colombia esté produciendo 17 millones de sacos de café.

El dato

El seguro de remuneración operará entre el primero de noviembre de 2008 hasta diciembre de 2009. Sin embargo, todas las disposiciones podrán cambiar en el transcurso de estos años.

¿Cómo funcionará el precio de sustentación?

De acuerdo con la Federación Nacional de Cafeteros, el nuevo seguro de remuneración que permitirá fijar un precio mínimo del café es más sencillo de lo que parece.


1. Para acceder al mecanismo el primer paso consiste en que los cafeteros vayan a los comités y compren una opción por las arrobas que piensen vender a futuro.

2. El cafetero puede hacer uso de esa opción basado en las próximas cosechas, teniendo en cuenta que estas protecciones dependen del mercado de futuros.

3. Esa opción puede comprarla por un valor de mil pesos por arroba de café, para sustentar el precio. Esto significa que si va a vender 500 arrobas de café, comprará un seguro por 500 mil pesos.

4. Cada cafetero puede cubrir hasta el 50% de su producción con este seguro, para lo cual el Sistema de Información Cafetero (Sica) cuenta con uno estudio detallado del nivel de cada caficultor.

La noticia

$548 mil 125 pesos, el precio con que cerró ayer la carga de 125 kilos de café. El precio OIC se ubicó en 1,53 dólares por libra. En la bolsa de Nueva York, donde se efectúan los negocio del café colombiano, se ubicó en 1,43 dólares por libra.



http://www.lapatria.com/Noticias/ver_noticia.aspx?CODNOT=47106&CODSEC=7