miércoles, 22 de octubre de 2008

Café de Colombia

Caficultores de Colombia protegidos ante incertidumbre mundial

Los productores de café serán los beneficiados gracias a un mecanismo que garantiza un precio de sostenibilidad al productor.

A partir de hoy más de 500 mil familias dedicadas a la producción del café, contarán con un nuevo instrumento que les permitirá protegerse de los cambios volátiles de los mercados alrededor del mundo en la actualidad, lo cual ha generado constantes cambios en los precios internacionales del grano, además de bruscas variaciones en la tasa de cambio.

El contrato de protección de precio es un nuevo instrumento creado a partir del acuerdo de política cafetera 2008 - 2011, firmado por el Gobierno y la Federación Nacional de Cafeteros.

Por medio de dicho contrato, las 500 mil familias cafeteras podrán tener la plena certeza de que recibirán un precio remunerativo que cubrirá los costos totales de la producción, así exista un desplome en la cotización internacional del grano o decaiga la tasa de cambio.

De esta forma, el gremio cafetero logrará responder de forma anticipada a los posibles eventos que podrían generar una mayor incertidumbre acerca de la situación económica internacional mundial, a la cual el café no es ajeno.

El propósito de esta herramienta es proteger el ingreso del caficultor, garantizando un precio sostenible que actualmente es de 474 mil pesos por carga. "Con este instrumento el caficultor puede dormir tranquilo y no estar en la angustia del día a día por cuenta de las variaciones del precio del café o de la tasa de cambio" aseguró Gabriel Silva, gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros.

El delegado por Risaralda del Comité Nacional de Cafeteros, James Maya Hoyos, afirmó que "uno va a tener como caficultor la oportunidad de tomar ese seguro, con una ventaja, ya que se va a tener un precio promedio durante el mes, pero si el caficultor vende su café a un mayor precio, este va a tomar todo el precio al cual lo vende".

Según el instrumento diseñado por la Federación, los productores podrán adquirir el contrato en cualquier oficina del comité de cafeteros de su localidad o por medio de los extensionistas, con el cual se podrá proteger hasta el 50 por ciento de su cosecha con dos meses de anticipo.

Esto por medio de un formulario, donde el caficultor define el número de cargas que va a proteger, mientras no exceda la mitad de la cosecha que espera en el mes correspondiente.

El costo de dicho contrato será adjudicado en más del 80 por ciento entre el Gobierno Nacional y la Federación Nacional de Cafeteros y en una pequeña proporción por el caficultor. De esta manera el productor pagará la suma de mil pesos por arroba o el equivalente a 10 mil pesos por cada carga, unidad mínima del contrato de protección de precio.

El contrato de protección de precio se liquidará con base en el precio índice promedio acumulado del último día hábil de cada mes publicado por la Federación. El reglamento del contrato estipula que las cargas se deberán proteger con anticipación de dos meses dependiendo el número de cargas que se piensan proteger.

La fecha de liquidación del contrato será el último día hábil, al cierre de la Bolsa de Nueva York.

En cuanto a la situación actual de la cosecha en el departamento de Risaralda, Maya Hoyos aseguro que "es muy lenta, lo estoy experimentando yo como caficultor. La producción se nos ha disminuido. Es una cosecha atípica, por fortuna ha habido suficiente mano de obra que nos ha permitido recoger la cosecha en forma tranquila".



http://www.eltiempo.com/colombia/ejecafetero/caficultores-de-colombia-protegidos-ante-la-incertidumbre-mundial_4615753-1