viernes, 31 de octubre de 2008

Café de México

Ignorancia cafetalera: Alejandro Leyva Aguilar

Hace dos días leí un reportaje del periodista Archivaldo García, que se tomó la molestia de ir hasta la población de Pluma Hidalgo, en la costa Oaxaqueña, para darnos a conocer las actuales condiciones del café Pluma, reconocido en todo el mundo por su sabor y aroma.

El reportaje es didáctico en cuanto a números específicos se refiere, como por ejemplo que un quintal (46 kilos) de café pergamino se cotiza en el mercado en unos mil 200 pesos, cifra que fluctúa porque el café es un grano que se cotiza en la bolsa internacional y que tiende a subir o bajar de acuerdo a la ley de la oferta y la demanda.

Es cierto también que en la actualidad, el bulto de 70 kilos de café oro de exportación, tiene un precio aproximado a los 2 mil 500 pesos y también está sujeto a cambios en la bolsa internacional y que para sembrar una hectárea, se necesitan mil 600 matas de café, aunque actualmente se pueden meter desde 2,200 hasta 3,000 matas por hectárea.

Lo insuficiente del reportaje es que solamente entrevistó a un solo personaje en Pluma Hidalgo y lo malo, es que el entrevistado poco sabe de la producción de café y de la calidad del Pluma en específico y es que usted estará de acuerdo conmigo que no siempre los productores de café son los que más saben y menos los pizcadores.

Lo pésimo de la información es que el entrevistado, es el Presidente Municipal de Pluma Hidalgo, Pablo Pérez Ramos quien, por el solo hecho de administrar el municipio más conocido y reconocido por la excelsa producción de café de altura, debería de tener plena conciencia de lo que dice y porqué lo dice.

La ignorancia en temas de cafeticultura por parte del edil, se deja ver claramente en el reportaje cuando dice que al café Pluma es el tercero en calidad solo después de Brasil y Colombia y eso es un craso error.

Nuestro café de Pluma Hidalgo es comparativamente superior en calidad al brasileño y al colombiano, estos dos países son grandes productores de cantidad, no de calidad y por eso controlaban los precios del café en la bolsa de valores, pero insisto en calidad es mucho mejor el café Pluma.

Brasil produce 24 millones de sacos de calidad de exportación, comparados con los 4 que produce México, pero sus cafés no entran dentro de la categoría de cafés de calidad “lavados” porque no realizan el beneficio húmedo, lo que hace del café brasileño en calidad, inferior a cafés como el producido en Costa Rica, Jamaica, Perú, Vietnam y México.

Colombia ocupa el segundo puesto en producción con 12 millones de sacos de exportación y sí llega a estar entre los 10 mejores en calidad porque ofrece cafés “lavados”, pero no tiene comparación con los cafés kenyanos, con el Blue Mountain Jamaiquino o con el Antigua de Guatemala, mucho menos con el Pluma de Oaxaca.

Otra muestra de la ignorancia del edil plumense se puede notar cuando afirma que los cafés “prima lavado” se cosechan por debajo de los 600 metros sobre el nivel medio del mar (msnm). A esas alturas los cafés, cuando tienen beneficio húmedo se clasifican como “lavado” y “buen lavado”.

Los “prima lavados” se producen a partir de los 750 y hasta los 950 msnm; a partir de los 950 se producen los “extra prima lavado”, los “altura” y los “estrictamente altura” que se producen hasta los 1,400 msnm en la región Pluma.

Para Pablo Pérez Ramos, los cafés de calidad se dan desde los 900, a los 1750 msnm y los reconoce como café “oro”. Hay que decirle al edil que en la región del café pluma, a los 1,500 msnm se dan las coníferas, no el café y que el café “oro” es aquel que está listo para tostarse, molerse y prepararse y no importa la altura a la que fue cosechada, todo café listo para exportarse después del beneficio seco, se llama café oro.

¿Quiere tomarse una taza de excelente café pero pésimamente preparada?, vaya a Pluma Hidalgo, ahí se la van a dar porque no es lo mismo producir café, que apreciarlo en sabor, color, olor y todas las condiciones organolépticas que quiera.

Pero no tienen toda la culpa los plumenses. Es muy probable que administrar cualquier otro pueblo que no sea Pluma Hidalgo, no requiera de conocimientos superiores a las tradiciones, usos y costumbres de la comunidad, pero en el caso que nos ocupa, es imprescindible que el Presidente Municipal esté preparado sobre el tema porque el café es un grano de consumo mundial y el que se produce en Pluma, uno de los mejores del mundo y eso se lo debe hacer saber a lo pobladores y a los productores en Pluma.

Pablo Pérez, tengo entendido que fue trabajador de las fincas cafetaleras y hoy es productor, pero eso no le da el conocimiento global del café y su visión es tan limitada que se reduce a tratar de aprovechar al máximo -no se si para beneficio personal- los recursos que ofrece el gobierno para la producción del aromático, antes que tener imaginación y llamar a los consorcios internacionales del café para que se fijen en Pluma.

No le caería mal a mis paisanos que Starsbucks se diera una vueltecita a Pluma y se interesara por TODA la producción del municipio o de la región previo arreglo con los cafeticultores y con la Presidencia Municipal, para dejar a un lado la ley de la oferta y la demanda controlada por las grandes producciones de Brasil y Colombia.

De esta manera el café pluma estaría en los niveles del Blue Mountain que se cotiza en 100 dólares por kilo, de esa manera los productores no estarían sujetos a los coyotes que vienen de fuera a aprovecharse de los bajos precios.

Así que el Presidente Municipal debería ponerse a estudiar un poco del café porque está visto que el cargo, no quita la ignorancia.



http://www.adnsureste.info/index.php?news=6945