lunes, 3 de noviembre de 2008

Barista

Campeonato Nacional de Baristas


El pasado fin de semana se celebró en Barcelona el III Campeonato de España de Baristas. La competición tuvo lugar en el marco de Hostelco, Feria Bianual de productos y servicios para la hostelería. El sábado compitieron los 18 baristas clasificados en los campeonatos autonómicos.

Eran los ganadores del concurso en 14 comunidades y los mejores 4 segundos de acuerdo con la puntuación obtenida. Cinco de ellos habían recibido apoyo técnico del grupo Café Dromedario y concursaban con cafés tostados y comercializados por el grupo cafetero cántabro. Sólo 6 pasaron a la finalísima del domingo. De los cinco apoyados por Dromedario se clasificaron cuatro. Cuatro entre los seis finalistas.

Campeones 'Dromedario'

Entre ellos estaba Raúl Alonso, Campeón de Cantabria, que realizó un ejercicio magnífico de técnica y creatividad. Demostró ser un serio aspirante al título. Cada concursante tenía que elaborar en 15 minutos dos espressos perfectos, dos capuchinos decorados con la técnica del «latte arte», dos bebidas de creación propia con alcohol y otras dos sin alcohol. Además debían vestir y decorar las mesas de los jueces y contar al jurado y al público por qué hacían lo que hacían enriqueciendo su discurso con historias y anécdotas varias.

La final

La gran final fue reñidísima. Sólo el campeón del país Vasco y nuestro Raúl Alonso presentaron creaciones nuevas en la final (asumiendo riesgos importantes). Aunque para riesgo el del ejercicio final del campeón cántabro. Si ya el año pasado sorprendió al jurado, al público y a los medios con su «café a la plancha», en esta ocasión rizó el rizo. Presentó un «café tonic» como bebida sin alcohol en la que el café jugaba el papel de la ginebra, acompañando a la lima y la tónica y como pajita en rami

ta de regaliz de palo ahuecada. Fantástico. La eclosión llegó cuando nuestro campeón anunció su última propuesta: caña de café. Aunque parezca mentira Raúl consiguió que su preparación en base a café espresso brotase de un cañero de cerveza como una bebida fresca, original y deliciosa. El público se volvió loco y premió a Raúl con la ovación del concurso. Pero...toda esa fantasía barista, de enorme complicación, hizo que el ejercicio de Raúl sobrepasase los 15 minutos. Se pasó en torno a los ¡20 segundos! Eso penaliza mucho, y nuestro campeón no pudo subirse al podio.

Ganadores

Resultó Campeón de España Javier García, de Irún, campeón del País Vasco. Completísimo, brillante, con una elegancia innata en sus modos unida a una técnica casi perfecta. O sin casi. Y muy creativo. El subcampeón fue Honorio García, de Vitoria, Subcampeón del País Vasco que hizo alarde de seguridad y precisión en sus ejercicios.

Decir finalmente, que ambos, campeón y subcampeón de España son baristas que han contado con el apoyo del grupo Dromedario. Los comentarios en Barcelona fueron muy elogiosos para el nivel de los ganadores y para la gran actuación de Raúl. Asimismo Café Dromedario recibió muchas felicitaciones.



http://www.eldiariomontanes.es/20081101/sociedad/panorama-gastronomia/campeonato-nacional-baristas-20081101.html