domingo, 23 de noviembre de 2008

Café de Costa Rica

Logran café gourmet con mitad de cafeína

Grupo Santa Eduviges lleva a cabo pruebas con esta planta

Solo por probar y ver qué pasaba, Edgardo Alpízar tomó dos cafetos y los sembró en la finca Santa Eduviges de Alajuela para corroborar si obtenía café de buena calidad y a la vez con bajo contenido de cafeína.

Este año Alpízar corroboró que su experimento tuvo buenos resultados, luego de trabajar en el proyecto desde el 2003.

Sembró ejemplares de la variedad arábigo Laurina que fructificaron en cantidades aceptables para procesar el grano. Este tipo de planta se caracteriza por tener poca cafeína, pero su producción resultaba ser poco rentable porque era atacada por plagas, precisamente por el poco contenido de cafeína que posee, la cual sirve como defensa natural.

Alpízar es el jefe del departamento técnico del Grupo Santa Eduviges de Alajuela, productores de la marca Doka Estate.

“Lo único original que hicimos fue sembrar la planta en una condición que no se había probado antes”, aseguró Alpízar.

Un proceso difícil

La reducción de la cafeína es un proceso costoso. Empresas en otros países han investigado, pero con altos precios. En Japón una libra puede costar $300.

En el país, ninguna empresa ofrece el proceso para bajar el contenido de cafeína.

La firma Britt envía su café a Hamburgo, Alemania, para que reciba un proceso con agua, posteriormente el producto regresa a Costa Rica.

Pablo Vargas, gerente general de Britt, detalló que buscan firmas más cercanas que les puedan dar este servicio y así bajar los costos.

1,2%

Contenido de cafeina del café que se obtiene de la variedad Caturra.

0,6%

Cantidad de cafeína que contiene la variedad Laurina cuando crece a 1.400 metros sobre nivel del mar.

Dentro del total de ventas de café en Britt, el descafeinado representa menos del 15%. Vargas insistió en la importancia de mantenerlo entre la oferta para quienes lo demandan por gusto o razones de salud.

Los consumidores que evitan la cafeína lo hacen por sus efectos sobre el sistema nervioso y el circulatorio, pues aumenta la presión sanguínea.

Muchas pruebas

Para llegar a lo que consiguió, Alpízar realizó muchas pruebas. La primera era sembrar a una altura de 1.400 metros sobre el nivel del mar. En los primeros años se dedicó a reproducirlas, primero obtuvo 80 plantas y de esas seleccionó las mejores 17.

Para el 2006 logró procesar café y ofrecerlo en cataciones a tostadores. El sabor agradó.

De la cosecha del 2008, Alpízar envió unas muestras al Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo en Francia. En este organismo le confirmaron que el contenido de cafeína era menor.

La planta Caturra, que está entre las más utilizadas en el país, tiene en promedio 1,2% de cafeína del peso total del producto. Los resultados para la Laurina demostraron que posee un 0,6% de cafeína.

A partir de este momento, se dedicará a reproducir y mejorar las plantas, así como iniciar una labor de mercadeo mediante pruebas de este café.




http://www.elfinancierocr.com/edactual/negocios1779053.html