miércoles, 17 de diciembre de 2008

Café de Colombia

En Colombia, un nuevo Juan Valdez renueva PLANTACIONES DE CAFÉ

La caída de 15 por ciento en los precios mundiales del café desde mayo no desalienta a Luis Sanabria. Ha llegado a la mitad de su primera cosecha como dueño de una plantación, recogiendo los rojos frutos que se convertirán en café colombiano cultivado en montaña.

Sanabria y sus 23 socios son la vanguardia de un plan para aumentar un tercio la producción de café en Colombia para 2014.

El crecimiento de la principal exportación agrícola del país está amenazado por el envejecimiento de agricultores y campos, así como por los mayores costos y la caída de los precios de las materias primas en medio de una recesión global.

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia busca hallar hasta 50.000 personas menores de 35 años para revivir el negocio a lo largo del próximo decenio con la ayuda de préstamos bancarios subsidiados por el Gobierno.

"Este es un sueño hecho realidad"", dijo Sanabria, de 34 años, refiriéndose a su nuevo trabajo en Las Flores, una finca de 125 hectáreas en las frondosas montañas de la provincia de Santander, 300 kilómetros al nordeste de Bogotá. "Soy un hombre del café, y eso es todo lo que siempre he querido ser"".

El café genera ingresos de US$1.900 millones anuales y emplea a 4 millones de personas, un 10 por ciento de la población colombiana.

Sanabria forma parte de una nueva generación de agricultores cuyo símbolo es Juan Valdez, el trabajador de sombrero y mula que hizo del café una exportación tan conocida como la cocaína. La marca "Jóvenes Caficultores"" se vende en las tiendas del grupo bogotano en Colombia, Estados Unidos, España y Chile.

Los menores precios han sido compensados por una caída de 24 por ciento en la moneda colombiana en el mismo período, lo que significa más pesos por cada dólar del ingreso de exportaciones. La mayor parte del café del país se exporta, cerca de un tercio a Estados Unidos.

No obstante, el debilitamiento de la economía mundial ha perjudicado la demanda conforme los consumidores reducen el gasto en bebidas caras. Starbucks Corp., la mayor cadena de cafeterías del mundo, dijo en julio que cerraría 600 locales en Estados Unidos y eliminaría 12.000 empleos. La compañía, cuyos productos incluyen los granos colombianos, dijo en noviembre que la ganancia trimestral había caído 96 por ciento.

La desaceleración global añade urgencia al programa de reclutamiento de los cafeteros.

Más de la mitad de las 560.000 fincas agrícolas de Colombia podrían colapsar sin una reforma, según Gabriel Silva, de 51 años, que encabeza la federación de cafeteros. La mitad de los cafetos superan los seis años, la edad óptima para producir los granos, dijo.

"Para que el café tenga un futuro en Colombia, necesitamos reemplazar los cafetos envejecidos y los viejos caficultores"", añadió. La federación administra el programa con un préstamo de US$6 millones otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo, con sede en Washington.

Sanabria y sus socios fueron elegidos para explotar la finca en abril entre cientos de solicitantes. Se los financia con un préstamo de casi US$1 millón.

El grupo de cafeteros ayudó a los reclutados a obtener préstamos del Banco de Bogotá SA y Banco Davivienda SA, en tamaño el segundo y tercer banco de la nación, así como de Banco ProCredit Colombia SA. Las tasas de interés son hasta 5 puntos porcentuales menores que las de los préstamos comerciales comunes, según la federación.

FINAGRO, un fondo colombiano para la financiación del sector agrícola, suministra el dinero para los préstamos.

Los bancos deben devolverlo al Gobierno, de modo que ellos asumen el riesgo si una finca fracasa.

El año pasado, el fondo prestó más de 138.500 millones de pesos (US$60 millones) para apoyar a los productores de café, frente a 23.500 millones de pesos en 2003, según el organismo.

Como gran parte del café de Colombia, los granos de Las Flores maduran bajo un dosel de árboles en climas templados por las laderas de los Andes.

Son cosechados a mano porque las máquinas no pueden operar en terreno montañoso como en los campos llanos del Brasil, el mayor productor del mundo.



http://www.entornointeligente.com/resumen/resumen.php?id=784946%27)%22