lunes, 8 de diciembre de 2008

Café de El Salvador

Cafetaleros cambiarán proyecciones 2009/2010

El aumento en el salario mínimo ha hecho que el sector cafetalero se replantee las metas para el presente ejercicio

Un nuevo aumento al salario mínimo no estaba contemplado en las proyecciones para la cosecha 2009/2010, según los productores salvadoreños. Con este cambio, en el que se deben de pagar $0.78 por arroba de aromático cortada, los caficultores se verán en la necesidad de cambiar sus planes, muy a pesar de que pagan arriba del salario mínimo a sus empleados (un dólar por arroba de café cortada).

“Estábamos comenzando a hacer un análisis (de cómo enfrentar el nuevo año cafetalero 2009/2010 en período de crisis económica), pero cualquier previsión que pudimos haber hecho ya no es real”, afirmó Ernesto Lima, presidente de la Unión de Cooperativas de Cafetaleros de El Salvador (UCAFES).

“No podemos llegar a los bancos (a solicitar créditos) diciendo este es el precio en el mercado (del café), ahora hay que aumentarle en las proyecciones los nuevos costos de producción”, dijo Lima, quien agregó que para el próximo año “se esperan pérdida en el sector y pérdidas en empleos”.

Una de las cuestiones que preocupa al sector es el hecho de que es probable que el próximo año el acceso a créditos se restrinja para el sector. “Para el próximo año los bancos han dicho que no habrá créditos para el sector agrícola porque es demasiado riesgoso”, se dijo.

Tasas de interés altas

Los créditos que el sector cafetalero tiene con los bancos que operan en el país han tenido un alza de entre tres y cuatro puntos, algunos de ellos han llegado a tener una tasa de interés del 12% en los últimos meses.

Este incremento, al igual que el incremento en los insumos de producción hasta arriba del 50% de su costo original, también hizo replantear las proyecciones del sector este año.

“Se nos ha dicho que las bajas (en los precios de los insumos) se harán hasta el otro año, mientras tanto hemos sacado esta cosecha con insumos altos y precios bajos”, dice Mario Acosta Oertel, presidente de la Fundación Salvadoreña para Investigación del Café (PROCAFE).

Acosta Oertel agrega que las dificultades del sector se han visto agravadas este año en vista de que algunos caficultores afirman que no se les ha trasladado el 30% de descuento por el pago de los bonos ambientales a sus créditos FICAFE. Mientras que a un buen porcentaje de los caficultores que tiene su deuda con FINSAGRO no se le ha trasladado el descuento.



http://www.laprensagrafica.com/index.php/economia/nacional/4814.html