martes, 23 de diciembre de 2008

Compra de Starbucks

Cafeteros de Colombia apuntan a Starbucks

BOGOTA (Reuters) - Los cafeteros de Colombia esperan, junto a productores de café de Brasil y Centroamérica, cerrar la compra de un importante paquete de acciones de la cadena de cafeterías Starbucks a comienzos del próximo año, que les permita tener una posición de influencia en la firma.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Gabriel Silva, dijo en una reciente entrevista con Reuters que la compra de acciones de la estadounidense Starbucks Corp se estudia desde hace un año, con la asesoría de bancos de inversión.

"Hemos recibido propuestas de interés serias de Brasil y de varias organizaciones cafeteras de Centroamérica", aseguró.

"Nosotros quisiéramos tener una posición de influencia, si eso es a través de un representante o a través de una presencia directa en la junta, está por verse. El hecho es que queremos tener una voz lo suficientemente fuerte para poder contribuir al desarrollo de la empresa", precisó el dirigente cafetero.

Silva se abstuvo de revelar la cantidad de dinero que pretenden invertir y el número de acciones que podrían adquirir en Starbucks, que ha anunciado cierres de tiendas y despidos de personal.

Hacia las 1630 GMT, las acciones de la cadena de cafeterías más grande del mundo subían un 1,39 por ciento, a 9,49 dólares.

El dirigente sostuvo que han sostenido contactos con inversionistas de Starbucks, que ofrecieron aliarse a la operación.

Explicó que la actual crisis financiera internacional ofrece una oportunidad para los caficultores colombianos de entrar a la propiedad de la compañía estadounidense, que cuenta con alrededor de 16.000 locales en 44 países.

"Nos parece que allí hay una oportunidad, una ocasión, de que los países productores y grupos de inversionistas, que incluso ya están en Starbucks, nos unamos para tener una presencia importante, una presencia de influencia", afirmó.

"No se trata de comprar Starbucks, eso no es el propósito, sino tener una presencia que influya sobre el devenir de esa empresa y que además le convenga a esa empresa y nosotros", explicó.

OPERACION EN DOS O TRES MESES

La propiedad accionaria de la firma de cafeterías se encuentra fuertemente atomizada y, según Silva, el mayor accionista tiene un 6,5 por ciento de la empresa.

"Esa transacción es viable en función de cómo se comporte el mercado; entonces, hay cierta urgencia de concretarla y quisiéramos que se concretara lo más pronto posible, en un horizonte relativamente rápido. En esta situación financiera cuando uno habla de corto plazo se refiere a los próximos dos ó tres meses", dijo Silva.

El dirigente cafetero pronosticó que, en el 2009, la demanda de café se mantendrá estable a nivel mundial y previó un déficit de 8 millones de sacos.

El gerente de la federación reiteró que la producción de café de Colombia cerrará el 2008 entre 11,8 y 12 millones de sacos, frente a los 12,6 millones de sacos del año anterior.

Pero pronosticó una recuperación de la producción para el 2009, gracias a la incorporación de cultivos renovados, y dijo que los consumidores aumentarán la demanda de cafés de alta calidad como el de Colombia.

Pese a la crisis financiera internacional, el dirigente dijo que se mantiene la meta de llegar a 300 tiendas Juan Valdez, la red de cafeterías perteneciente a la federación, para el 2010 y la búsqueda de otros socios estratégicos.

"Queremos construir sobre lo que ya sabemos, ir con mucho cuidado, pero nos parece que también hay espacio para la audacia", afirmó Silva.

Actualmente, la federación opera a través de la Promotora de Café Colombia (Procafenacol) 125 tiendas Juan Valdez en Colombia y el exterior.



http://lta.reuters.com/article/businessNews/idLTASIE4BM11P20081223?sp=true