martes, 20 de enero de 2009

Café de Puerto Rico

La calidad del café puertorriqueño ha bajado


El ex secretario de Agricultura dijo que otro factor que ha incidido en la merma del café "falta de mano de obra".

Ponce, Puerto Rico (AP) - El catador internacional de café José Orlando Fabre sostuvo hoy, sábado, que la calidad del café puertorriqueño ha bajado.

Fabre, quien desde octubre de 1990 está certificado como catador de café, dijo que la razón principal para ello es el uso de una máquina para secado del grano mediante fuego directo.

"Uno de los grandes factores que ha incidido en la merma de calidad, en términos generales -porque todavía hay agricultores que procesan buen café- es el uso de una máquina que se llama la batea del café, que es una secadora de fuego directo, que ha afectado la calidad del grano", sentenció en entrevista con Prensa Asociada.

El ex secretario de Agricultura dijo que otro factor que ha incidido en la merma en la calidad del café producido localmente obedece a la "falta de mano de obra" que en muchas ocasiones obliga al caficultor a decidir entre si pierde parte de la cosecha por no coger el grano verde y maduro o solamente coger el maduro.

De igual manera, explicó que cuando Puerto Rico fue un gran exportador de café y su calidad era de tal grado que se exportaban 600 mil quintales —que hasta en el Vaticano se consumía— era secado en "bombos, se usaban gavetas y más el sol".

"Desde la introducción de esta máquina, que es una secadora que se usa en África, como una secadora primaria en Puerto Rico, es que prácticamente ha venido una debacle en la calidad del café", señaló.

La batea, según Fabre, se usa para acelerar el secado del grano para economizar, pero al no tomarse unas medidas reguladoras con el uso de este tipo de secadora el café se "sobrecalienta, sobreseca, lo que afecta directamente la calidad del grano".

Opinó que Puerto Rico debe dirigirse más hacia la producción de un café de mayor calidad porque los mercados internacionales que se pueden trabajar para exportación requieren de alta calidad.

Precisó que, al presente, se exporta alrededor de un 10% del total de la cosecha de café de calidad a puntos en Europa y parte de Estados Unidos.

Fabre advirtió que ha habido una merma en la compraventa de café para la cosecha de 2008-2009 por parte de la Administración de Servicios y Desarrollo Agropecuario (ASDA), de aproximadamente 35,000 quintales.

"De los datos que tengo hasta el mes pasado mes de diciembre, el año pasado para esa fecha el Programa de Compraventa de Café de ASDA había comprado cerca de 55,000 quintales. Este año estaba muy por debajo, estaba cerca de 20,000 quintales", sostuvo.

Admitió que se desconoce si esa merma en 35 mil quintales es porque el productor había guardado el café porque no lo había podido vender.

No obstante, apuntó que típicamente en años eleccionarios normalmente los municipios ofrecen incentivos para empleos temporeros y con esa práctica el "más que se afecta es el sector agrícola, principalmente el sector cafetalero" que puede ser otra razón para la disminución de la cosecha.

Otra posible razón para la baja en la cosecha obedece a la plaga de broca que viene atacando la zona cafetalera.



http://www.elreporterolasvegas.com/news.php?nid=2215