jueves, 26 de febrero de 2009

Café de Colombia

ICA cree que es normal el impacto de la roya

Se verifican datos en la zona del oriente de Caldas y en el departamento de Tolima. Instituto reconoce que la producción de mitad de año en regiones como Manzanares y Marquetalia ya se perdió.

A pesar de los daños que han registrado varios caficultores en Colombia por el impacto de la roya, en especial en el Tolima y el Oriente de Caldas, hasta ahora los indicadores que tiene el ICA es que tanto la broca como la roya se comportan en niveles normales.

El reporte lo presentó el Gerente General encargado del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), Jaime Cárdenas López, quien aseguró que los primeros registros que se tienen es que existen focos de infección en pequeñas plantaciones donde hay solo unos 3 mil ó 4 mil árboles por hectárea.

Pero también reconoció que no hay datos precisos, por lo que se comenzó un proceso de verificación en campo, en especial en el norte del Tolima y el oriente de Caldas.

“La información del ICA es que en esos municipios los niveles de roya se comportan de manera normal dentro de lo previsible para zonas que aún permanecen sembradas con variedades susceptibles. Como bien se conoce, casi todo el área colombiana está sembrada con variedades resistentes, pero hay un 4% o 5% con cafetales susceptibles al ataque de ese hongo”, indicó.

Esa vulnerabilidad, unida a los bajos niveles de fertilización, propiciaron la enfermedad, aseguró.

Hora de la verdad

Para varios cafeteros del oriente de Caldas los indicadores de broca son normales, pues en este momento no hay una alerta de propagación de esta plaga.

Sin embargo, se mostraron en contra de que el ICA hable de normalidad en los índices de roya. Para Juan de Dios Arboleda, cafetero d el corregimiento de Samaria, Vereda Los Planes, en Manzanares (Caldas), estos daños nunca se habían visto, pues aunque siempre se ve roya, el fuerte invierno ayudó a defoliar todos los árboles. “llevo 35 años en esta tarea, desde que era muy niño, y le aseguro que los daños de hoy no son normales. Es que todo se dañó”, aclaró.

Lo mismo considera el Alcalde de Manzanares, Guillermo Ramírez Ospina. “Por el contrario, pensaba que la roya se había acabado, pues hace mucho no veía una enfermedad tan agresiva”.

Según el Alcalde de Marquetalia, Hugo Hernán González, según sus cálculos, de unas 4 mil hectáreas sembradas, casi todas están defoliadas.

El Director del ICA aseguró que es la información que tienen, pero precisamente es la verificación que se quiere hacer con el Comité Departamental de Cafeteros, para tener datos más precisos del área comprometida y el número de productores afectados.

La tarea apunta a conocer esa defoliación o caída de las hojas, teniendo en cuenta que que esto puede acabar con la producción cafetera entre el 30% y hasta en el 50%.

Una mutación

Otra de las quejas que han expresado los cafeteros, e incluso el Secretario de Agricultura, es el riesgo de una mutación, justo cuando hoy la roya no solo atacó en zonas bajas, sino que ha llegado a regiones altas entre 1.700 y 1.800 metros de altura sobre el nivel del mar.

El Director del ICA reconoció que no se descarta esta posibilidad, en especial cuando las lluvias que se han vivido en Colombia son atípicas, lo cual tiene un efecto directo en los seres vivos.

Pese a todo, el funcionario reiteró la necesidad de que los cafeteros no solo utilicen variedades resistentes para evitar pérdidas y aumentar los costos de producción, sino que revisen los esquemas de fertilización que están utilizando y se acuda a las alertas preventivas, sin tener que esperar a que se arruine su finca.

La cifra

2.200, el número de hectáreas amenazadas por la roya en Caldas. 5.100 en todo el Eje Cafetero.

El dato

1,36% y 1,69%, el índice promedio de infestación de broca que se registró en Colombia en 2008. En 2007 esos indicadores alcanzaron niveles de hasta el 3,4%.



http://www.lapatria.com/Noticias/ver_noticia.aspx?CODNOT=60027&CODSEC=7