jueves, 25 de junio de 2009

Organización Internacional del Café (OIC)

El café escasea en el mundo

La existencias están en niveles mínimos

En ningún periodo reciente ha habido una falta de café como en el actual. Las existencias están a su nivel histórico más bajo, según el director ejecutivo de la Organización Internacional del Café (OIC), Néstor Osorio, en una entrevista al diario Libération.

En Latinoamérica, por ejemplo, las exportaciones de café en nueve de los países productores del grano tuvieron una caída del 8.59% durante los primeros ocho meses del año cafetalero (de octubre a septiembre), con relación al año anterior.

La situación es tal que Colombia, tercer productor mundial, ha tenido que importar café para satisfacer la demanda interna.

Cambio estructural del mercado

Un informe de la Asociación Nacional del Café (Anacafé) de Guatemala señala que de octubre de 2008 a mayo de 2009 las exportaciones de Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Perú y la República Dominicana fueron un 8.59% a las exportaciones acumuladas durante el mismo período del año cafetalero anterior, con una diferencia de casi dos millones de sacos de café menos.

Por otro lado, la OIC ha visto un desequilibro entre oferta y demanda del café, señaló Osorio, explicándolo como un "verdadero cambio estructural del mercado".

Entre 2000 y 2005 se daba una "situación de sobreproducción de café casi permanente, con 105 millones de sacos" mientras que ahora la demanda se ha elevado hasta los 130 millones de sacos para una producción esperada de 125 millones.

El precio casi se ha doblado

El alza regular de la demanda de café ha provocado que el precio de la libra (454 gramos) haya pasado de los 70 céntimos de dólar cuando la producción era de 105 millones de sacos hasta los $1.30 actuales.

Y los responsables del aumento de la demanda son, entre otros, países como Ucrania o Rusia, que en los últimos diez años han multiplicado por cinco y por cuatro el café que consumen.

Según Osorio, la buena orientación del sector cafetero beneficia también a los 48 países productores, cuyo volumen de negocio rondará en 2009 los $16 mil millones.

Sin embargo, no todo son buenas noticias para los productores, reconoce, pues el café se vende en dólares, divisa que se deprecia frente a la mayoría de las monedas de los países productores, y porque cinco empresas multinacionales controlan más de la mitad del negocio del café, explicó Osorio.



http://www.univision.com/content/content.jhtml?chid=3&schid=181&secid=218&cid=1990032