sábado, 25 de julio de 2009

Café de México

Falta capacitación para preparar una buena taza de café

Xalapa, Veracruz.- La falta de capacitación para preparar una buena taza de café es fundamental para que la bebida no se logre con calidad y desperdicie todo un proceso de producción que inicia en las manos del campesino que se esmera en obtener la calidad del grano, lamentó el presidente del Consejo Directivo del Consejo Regulador del Café, Eduardo Assad Azuara.

Aseguró que el café de mala calidad no existe, pero "en ocasiones hay cafeterías o baristas que no saben prepararlo y eso termina por desilusionar a las personas que llegan de otros estados o naciones a probar el café veracruzano, que es ampliamente recomendado".

Detalló que la postura del Consejo Regulador del Café "tiene la finalidad de que todos los eslabones de la cadena productiva, desde el productor, que con un gran cariño trabaja para realizar una espléndida cosecha, hasta quien lo prepara con calidad para que pueda ser disfrutado en una taza, se realicen de manera favorable, pues lamentablemente hay ocasiones en las que el café no se prepara de manera adecuada y acaba con el trabajo de muchas manos que participaron en su producción".

Eduardo Assad Azuara comentó que incrementar el consumo per cápita de café "es uno de los objetivos a lograr no tan sólo en el Estado, sino en todo México, pero para eso se necesita que cada uno de los eslabones de la cadena productiva trabaje con calidad para que el café llegue a su etapa final de forma favorable".

Agregó que "con preparar un buen café se ayudará a que se dignifique la actividad de la caficultura, sobre todo porque tenemos 846 comunidades produciendo café en el sector rural, entonces es conveniente asegurar que el barista, que es el último eslabón de la cadena productiva, es muy importante porque de él depende que la bebida sea de buena calidad y traiga a más consumidores".

"En Veracruz estamos orgullosos porque tenemos el mejor café, pero si el barista lo prepara mal se viene abajo todo el trabajo y termina por desilusionar a los consumidores que llegan de diversas partes del país y del mundo a probarlo, se trata de gente que sabe de café y tenemos que darle una buena taza para cautivarlos e incrementar el consumo del aromático", citó Eduardo Assad Azuara.

"No existe el café de mala calidad, lo que pasa es que cada vez hay más consumidores exigentes de calidades y por eso tenemos que capacitarnos en Veracruz para evitar su mala preparación, por el momento se trabaja en Centroamérica y Brasil con café de alta calidad y nuestro Estado no puede quedarse atrás porque cuenta con las mejores condiciones climatológicas para tener el mejor café del mundo, pero lo importante es saber cómo prepararlo", puntualizó el presidente del Consejo Directivo del Consejo Regulador del Café.

"ES EL MEJOR DEL MUNDO"

"No hay café en el mundo que supere la calidad del que se produce en tierras veracruzanas", aseguró Alelí Moreno Lobato, campeona nacional de baristas 2008, previo a la cuarta competencia de baristas de la región sur-sureste celebrada en esta capital.

"He probado café de muchos países y ninguno supera al de Veracruz porque cuenta con un buen proceso de cuidado de su cultivo, de su cosecha y de su tueste, lo que le da un buen sabor inigualable al momento de disfrutarlo en la taza", agregó.

Alelí Moreno Lobato comentó: "La primera vez que probé el café de Veracruz me encantó, cuenta con un buen tueste y seguramente su tierra cuenta con algo impresionante que permite una buena cosecha".

Aseguró que "el café de Veracruz tiene un ligero sabor a lima-limón, cuenta con notas muy buenas, donde lo probé no me dijeron de qué parte de Veracruz era, pero su sabor fue muy impresionante".

La campeona nacional de baristas 2008 aseguró que ha probado café de muchas partes del mundo, "pero ninguno se iguala con el de Veracruz, el que se produce en este Estado tiene mucho cuerpo, mucho sabor, una alta calidad y a los de allá (de las otras naciones) les falta mucho".

Agregó que "el café de Veracruz no le pide nada al de otros lugares, cada tierra aporta algo diferente, pero el de este lugar es muy bueno, por lo que nunca dudo en pedir que el café que me sirvan sea de Veracruz".

Expresó que la preparación de una buena taza de café depende mucho del conocimiento de los baristas, pero abundó que la calidad del café veracruzano es exclusiva "porque seguramente su producción cuenta con un buen proceso desde la siembra, la selección de la cereza realizada por el productor hasta su tueste, lo que hace que el café de esta tierra sea envidiable".

Recordó que "en una ocasión me dieron a probar un café en la ciudad de México y tenía un buen sabor, pregunté de dónde era y no me quisieron decir, pero no descarto que haya sido de Veracruz porque su textura y su sabor son inigualables.

"Otro café que me agradó fue el que he probado en Guerrero, porque cuenta con buenas mezclas y un ligero sabor a nuez, pero el de Veracruz tiene un sabor como a lima-limón que no debe dejar de ser recomendado".

Alelí Moreno Lobato participó en la cuarta competencia de baristas de la región sur-sureste celebrada en esta capital, donde midió talentos en compañía de baristas que llegaron de diversas partes del estado para demostrar su capacidad al momento de preparar café capuchino y expreso, entre otros.

AUMENTA PRODUCCION DE CAFE EN VERACRUZ

La producción de café en la Entidad aumentó en casi un 60 por ciento en los últimos cuatro años, sostuvo Jorge Pérez San Filippo, responsable del Sistema Producto Café en el Estado.

Detalló que este logro se debe a que de manera constante se ha apoyado a los productores a través de la renovación de plantas y entrega de despulpadoras manuales, lo que ha sido favorable para que las cosechas den un mejor rendimiento y los campesinos puedan obtener un valor agregado del aromático al venderlo en pergamino.

Citó que "en 2004 teníamos un registro de 800 mil quintales por año y en este momento contamos con producciones de un millón 400 mil quintales anuales, lo que significa que la producción ha aumentado de manera satisfactoria durante la presente administración y lo mejor de todo es que es orgánico".

Agregó que "obviamente ha habido crisis de precio, pero en la cosecha del ciclo 2007-2008 los promedios de venta de café cereza fueron de 6 pesos por kilo, un precio verdaderamente excelente y esperamos que para la próxima cosecha sean mejores, pues no se descarta que sea arriba de un millón 400 mil quintales".

Jorge Pérez San Filippo sostuvo que "el problema mayor del café surgió durante el periodo que estuvo el Instituto Mexicano de Café porque contábamos con un padrón aproximado a los 800 beneficios húmedos que era para industrializar toda la producción del grano, pero si nosotros levantamos en este momento un inventario de los beneficios en el Estado encontraremos 80 totalmente habilitados para la producción de la Entidad".

Aseguró que en los últimos cuatro años se han otorgado más de mil 300 despulpadoras manuales a los pequeños productores para que puedan trabajar el café cereza en sus hogares y darle un valor agregado, "lo que sin duda alguna los mantendrá alejados de los intermediarios porque podrán vender su café en pergamino a un mejor precio", además de que constantemente se han renovado las plantas de los cafetales.

Reconoció que existen productores de café en distintos puntos de la entidad que se quejan por la falta de apoyo, pero aclaró que por el momento la ayuda se ha concentrado en la zona centro del Estado, principalmente en Coatepec, Tezonapa, Zongolica, Córdoba, Ixhuatlán del Café y Huatusco, debido a que son los municipios que generan una mayor producción del aromático.

Sin embargo, aseguró que la meta que se contempla para el término de la presente administración es la de cubrir las diferentes necesidades de los productores para que dejen de vender café en cereza y obtengan mayores ingresos para el beneficio de sus familias.



http://www.oem.com.mx/diariodexalapa/notas/n1258275.htm