lunes, 24 de agosto de 2009

Café de Venezuela

Agricultores dicen que baja cosecha se debe a fallas del Plan Café

En octubre de 2004 el presidente Hugo Chávez anunciaba el lanzamiento del Plan Café, se preveía que la producción de este rubro se incrementaría con la siembra de 50.000 nuevas hectáreas, lo que a juicio del primer mandatario daría a Venezuela poder exportador.

Casi cinco años después la realidad es otra: el país tendrá que importar 300.000 quintales (unas 13.800 toneladas) para subsanar las deficiencias de una producción en baja que, a juicio de los productores, tiene su origen en una política bien intencionada pero incorrectamente aplicada, especialmente en materia de financiamiento.

Según un informe elaborado por productores, hasta el año pasado el Estado representó 90% del financiamiento del sector, apoyo que este año se encuentra prácticamente paralizado, tanto para el mantenimiento como para la renovación de los cultivos.

En el primer caso, los recursos no fueron entregados de manera adecuada, toda vez que los créditos fueron otorgados con retraso.

"Los préstamos fueron entregados a un año, pero el cafeto tarda 18 meses en recuperarse. Esto trajo como consecuencia que muchos productores estén morosos, a lo que se suma los bajos precios", destaca el informe.

No menos inoportuna fue la entrega de la ayudas para la sustitución de los árboles de café. Según el estudio presentado, hubo por lo menos dos tipos de patrones de financiamiento por hectárea, los cuales estuvieron por debajo de los costos reales.

"Dado que fueron créditos a tres años, la inflación hizo que a partir del segundo año el financiamiento solo alcanzara para cubrir 50% del costo de las labores agrícolas por hectárea, por lo que el productor se vio obligado a conseguir el restante 50%, para evitar la suspensión de los siguientes tramos del crédito", reza el análisis.

Por otra parte, los caficultores afirman que hubo un determinante desconocimiento del rubro por parte de los técnicos encargados de ejecutar el Plan Café.

En este sentido, no se definió la variedad a cultivar acorde con las condiciones del suelo y del clima, sobre el plan de fertilización y la densidad de siembra.

"Se propuso el cultivo de 5.000 plantas por hectáreas, cuando lo correcto, según los más recientes estudios internacionales, señala que la población de cafetos es de entre 6.500 a 7.500 plantas por hectárea", dijo una fuente consultada que prefirió el anonimato, quien destacó que estas inconsistencias dieron al traste con la posibilidad de incrementar la producción de café.



http://www.entornointeligente.com/resumen/resumen.php?items=933958